Graciela Silvestri, El lugar común. Una historia de las figuras de paisaje en el Río de la Plata (2011)

Los estudios culturales tienen la virtud de alejarse de una comprensión lineal de la historia, es decir, de aquel tipo de historia de sentido evolutivo, de base hegeliana. Por el contrario, nuevas investigaciones asientan sus bases en un aspecto que resulta crucial: comprender que el conocimiento surge en un contexto finito y que, por lo mismo, como ha expuesto Foucault (1997), ese saber se aferra a formaciones discursivas que poseen un principio y un fin en sí mismo. Este vital aspecto, desde nuestro punto de vista, permite visualizar, por ejemplo, que determinada representación o imagen de un país es un constructo social y cultural que es identificable temporalmente y que permite ponderar aquella construcción desde un enunciado -ya no de un sujeto- que la piensa y practica. El libro de la Arquitecta y Dra. en Historia Graciela Silvestri se encamina sin duda en ese derrotero [ver reseña completa].